20 minutos…

Bienvenidos a una nueva actividad del programa… es tan nueva, que parece antigua. Les ofrecemos una pizca de lectura ligera para que conozcas más sobre los monumentos históricos inmuebles y su contexto. Esta actividad la realizamos allá por el año de 2006-2007 en una secundaria del centro histórico de la Ciudad de México.

20 minutos a la semana toda la escuela se dedicaba a leer los escritos que aquí te iremos presentando.

Son breves.

Son sustanciosos.

Son para jóvenes (aunque pueden leerlos ojos muy expertos en la vida y ojos más infantiles)

Cada semana les dejaremos por aquí…casual…una lectura.

Disfrútala, compártela y suscríbete!!! (perdón, hemos visto mucho youtube)

El cortejo en la época novohispana.

¿Se coqueteaba igual en la época colonial que en la actualidad? La respuesta es no.

Las relaciones entre hombre y mujer han cambiado notoriamente con el paso del tiempo, ya que dependen de las costumbres, la época, la sociedad. El inicio de estas relaciones entre los sexos siempre ha ido de la mano de ciertas formas de conducta que acarrean un mensaje específico, que resulta oculto para las demás personas.

En la época virreinal, estos mensajes y conductas eran mucho más complejos y rebuscados que en la actualidad.

Imagínate que en ese tiempo para conocer a una joven, tú, como hombre, tenías que vestirte con tu mejor traje, llevar tu coche acompañado de un séquito de guardias y acudir a “La Alameda”, donde se encontraban tus pares, con sus carros o caballos, en busca de la dama de sus sueños.

O tú, como jovencita, imagínate tener que arreglarte con incomodísimos vestidos, apretadas fajas, fatigosos zapatos, extravagantes peinados y polvos maquillantes en un día común, para ir a dar paseos por el mismo parque con tus amigas, a ver si alguna encontraba un apuesto joven que la cortejase. (ahora le decimos, “echarle la onda”, “echarle el can”, “el veo”, “click en tinder”)

Después de tanto suntuoso rito, tal vez crucen algunas palabras, pero no pasaría de ahí, ya que las normas de conducta de la época eran muy estrictas. Las expresiones  de amor como besos, caricias, abrazos y hasta pequeños acercamientos eran sólo autorizados entre esposos y no necesariamente como actos públicos.

Además, aunque encontraras al hombre o a la mujer de tus sueños, la decisión de casarte con él o ella no era tuya, sino de tus padres y los suyos.

Lo más preciado que una chica podía darle a su próximo marido no era cariño o comprensión, tampoco era su honestidad, su compromiso o bondad, sino su virginidad, la cual establecía mayor categoría social entre quienes gozaban de una buena reputación y quienes no tenían ninguna.

En nuestra época cada vez se rompe más con los métodos establecidos de cortejo, cada quien lo hace a su manera y las formas son cada vez más explícitas y espontáneas. De hecho ya no es necesariamente el hombre el que tiene que buscar el encuentro o tratar de ganarse a la chica, ellas también pueden tomar la iniciativa.

Preguntas:

  1. ¿Te hubiera gustado vivir en esa época?
  2. ¿Qué tan diferentes ves estas maneras de “ligar” con las de ahora?
  3. ¿Qué podrías rescatar del cortejo novohispano?

Bibliografía:

Tostado Gutiérrez, Marcela. El álbum de la mujer. Antología ilustrada de las mexicanas. Colección Divulgación, volumen II. México: INAH, 1991.

Lavrin, Asunción (coord.). Sexualidad y matrimonio en la América hispánica. Siglos XVI- XVIII. México: Grijalbo, 1989.

Pilar Gonzalbo Aizpuru (coord). Historia de la vida cotidiana en México: tomo III: El siglo XVIII: entre tradición y cambio. México: F.C.E. y Colegio de México, 2005.

Antonio Rubial García (coord). Historia de la vida cotidiana en México: tomo III: La ciudad barroca. México: F.C.E. y Colegio de México, 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s